Maltrato en la Pareja

Maltrato en la Pareja

Nada más triste que tener una pareja y que, en vez de ser tu equipo, tu compañero de vida, tu refugio, la persona con quien puedas sentir paz, felicidad y total confianza, sea la persona que peor te trata en la vida, que te daña, que te falta al respeto y te hace sentir dolor e infelicidad, quien te hace sentir vulnerable, lastimada, con temor… ¿te suena conocido?

Más triste resulta que hoy día, es mucho más probable y sencillo encontrar víctimas de maltrato que parejas sanas, leales, fieles y felices.

En una relación de pareja podemos hablar de maltrato como una serie de matices que van de tonos suaves hasta llegar a la más terrible oscuridad.

No importa edad, sexo, raza, religión, género, clase social, preparación académica, orientación sexual, nada absolutamente nada, es impedimento para que alguien pueda ser víctima de maltrato, incluso personas que están cerca, como los hijos si es que los hay o la familia directa, suelen ser víctimas colaterales del mismo.

Suele suceder que en algunas parejas el maltrato existe, pero el tono es suave y moderado, nos acostumbramos y vemos ese tipo de maltrato como algo normal, no lo consideramos maltrato, pero lo es, esos gritos, hablar mal, con coraje, hacer comentarios hirientes o despectivos, enojarse y dejar de hablar a la pareja por lapsos de tiempo que pueden durar hasta semanas, esas actitudes groseras que te hace a ti, pero no se las haría a sus compañeras de oficina, a las vecinas, y de pronto te das cuenta pero piensas que es normal al final es tu pareja, pero… no te gusta, te hace sentir mal.

 En ocasiones es difícil de identificar pues puede ser muy sutil, el maltratador comienza anulando la seguridad y autoestima de su víctima, pues esa es la forma de someterla sin uso de la fuerza física, en lo personal no sé que es peor, si la muerte física o la muerte interna que este maltrato puede ocasionar.   Es tan doloroso y grave, deja secuelas tan profundas y difíciles de manejar que debería ser condenado tan duramente o más, que un asesinato.

El maltrato en pareja se presenta en formas diferentes y en grados diferentes.

Maltrato económico

Se refiere a las finanzas, lo más común sobre lo que se informa es el hecho de que tu pareja controle el ingreso ya sea porque es él quien lo percibe y no te permite trabajar, de modo que dependes de lo que él quiera darte.  

O bien, incluso lo que tú ganas, él lo controla, tus bienes, tus cosas, es decir, no eres libre de usar tus cosas, bienes o dinero como tu decidas.

Maltrato físico

Aquel que usa la fuerza física para someter y controlar, puede ir desde un pellizco, un empujón, incluso como aparente “broma”, pero este y muchos otros gestos son maltrato físico.   Ni que decir de aquellos que someten mediante golpes contundentes, bofetadas, puñetazos, patadas, o sea, ese tipo de maltrato que puede ocasionar desde moretones o marcas en la piel, hasta golpes severos con consecuencias graves e incluso la muerte.

Maltrato verbal

Te habla de forma inadecuada, te grita, te insulta, te ignora o hace gestos que demuestran desaprobación o desagrado, o simplemente no te habla, te trata de una forma que no es adecuada, a veces, ni siquiera te das cuenta y son otras personas quienes te lo hacen ver.

“ay amor estas bien gordita”

“como que ya te ves muy aguadita”

“que tontita eres”

“mejor tu no digas nada, no sabes”

“tú no puedes”

“Que bueno que me tienes a mí, si no, ¿Qué harías?”

Estas frases comienzan siendo usadas de forma sutil y con el tiempo al ver que surten el efecto de control, van siendo cada vez más fuertes, se va perdiendo más el límite y el respeto hasta llegar a ser un verdadero tormento y entonces las frases, descalificaciones y ofensas suben su tono y son algo así como:

“Que estúpida eres”

“De verdad no sabes nada”

“Todo lo haces mal”

“Te detesto”, “

“No te soporto”

“Ojalá desaparecieras”

“Me das asco”

“Te voy a dejar”

Todo lo que dice tiene la finalidad de debilitar tu persona para mantener el control, en realidad todas esas frases están muy lejos de ser lo que piensa o siente, pero son las que funcionan para lograr su objetivo.

Además, no puedes evitar darte cuenta que eres la única mujer a quien le habla así, sería incapaz de hablarle así a otras mujeres.

Maltrato Psicológico

Juega con tu mente, te hace creer que verdaderamente no eres nada ni nadie sin él, te hace creer incompetente, tonta, celosa, alucinada, enferma al grado que verdaderamente crees que eres patética y eres incapaz de vivir sin él.

No imaginas la vida sin él, lo ves como si fuera perfecto y como si tu fueras la afortunada de tenerlo, no eres capaz de mirar tu realidad ni tienes control de tu persona.

Maltrato sexual

El hecho de que sea tu pareja no significa que siempre sedas a sus deseos o estés dispuesta en el momento que quiera o para lo que quiera.

Existen muchas formas de maltrato sexual en las cuales se te presiona o se obliga a hacer cosas que no quieres.

Coquetear, ser traicionero y peor aún ser infiel, son todos formas de maltrato sexual.

El maltrato puede ser sufrido y ejercido por cualquier
miembro de la pareja,

Lo más preocupante del maltrato de cualquier tipo, es que inicia con pequeños detalles o bromas, que con el tiempo se van intensificando y normalizando, puede llegar a romper todo límite hasta poner en peligro tu integridad física, mental y hasta poner en peligro la vida.   Poco a poco vas perdiendo la seguridad en ti misma, tu autoestima desaparece y los límites de respeto, solo desaparecen, él seguirá con sus estrategias de maltrato en aumento y si tú no pones limites el entenderá que puede seguir transgrediéndolos y no pasa nada, tú sigues ahí, por tanto, el maltrato irá en aumento.

Te preguntaras la razón de estos hombres para maltratar y entre una gran diversidad de éstas, lo básico es que suelen ser personas tan inseguras y con un concepto de sí mismo tan depreciado, que necesitan sentirse poderosos destruyendo a otra persona, una persona, en este caso tú, que ellos saben que es superior, que admiran, que es valiosa, por tanto, tiene, con carácter de obligación someter, destruir, sobajar.

Obviamente los daños emocionales y quizá físicos pueden ser muy graves incluso podrían llegar a la muerte, en lo personal sin menospreciar ningún tipo de maltrato, el maltrato que no se ve, el que no es físico puede ser peor que la misma muerte y merecería tremenda pena como lo mencione anteriormente.

La única persona que puede poner un alto a estas situaciones es uno mismo.

Abre los ojos, no te quiere, quien te quiere no te lastima, no es una persona mentalmente sana,

quien está sano, no destruye.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )