Doble Traición

Doble Traición

Quizá es una compañera de la oficina, la chica del gym, la empleada de la tiendita, la jefa, la vecina, tu “amiga”, tu prima, incluso tu hermana o peor aún, tu hija…suena terrorífico, suena enfermo, pero es una realidad, la persona con quien suele engañarte tu pareja es alguien del círculo social inmediato, quien menos imaginas y aun en quien más confías.

Pero, ¿Cómo es esto posible?, y peor aún, si es cercana a ti, ¿Cómo es que se presta a hacer algo así?, ¿Por qué?, ¿En qué universo una mujer le hace esto a otra mujer?, si desafortunadamente, en el nuestro, en nuestra torcida y devaluada sociedad donde las traiciones dicen, son normales.

Encontré aquel chat en el que mi esposo le escribía a Benda

pidiéndole que “anduvieran” cual, si ellos fueran solteros,

cual, si ella no me conociera, cual si no hubiera estado en mi casa tantas veces

recuerdo incluso cuando yo cuide alguna vez de su hija,

“vamos a andar”

 “has lo que te pido seamos amantes tu no dejas a Jeu, y yo no

dejo a Mayra”

“…pues, no creo que este mal, no seriamos ni

los primeros, ni los últimos, ni los únicos”

Cuando una descubre cosas como esto, es indescriptible la decepción, la impotencia, el coraje y el dolor que se siente, te rompe el corazón, el alma, tu dignidad como mujer, tu auto estima, y te sientes humillada de una forma que, si no lo has vivido, serás incapaz de comprender.

Te preguntas, las razones por las cuales una mujer muestra tan poco respeto a sí misma para ser el juguete de un hombre que seguramente tiene poco sentido del respeto y aprecio a una mujer que es su mujer.  

Pero la parte más dolorosa es enfrentar y aceptar por un lado que tu pareja te miente, te falta al respeto, te traiciona, por otro lado, siempre queremos saber el porqué, con quien, como, donde, cuando, que tendrá esa mujer que no tienes tú, que fue lo que falló. Las respuestas casi siempre son las mismas, pero hay una pregunta que marcara una gran diferencia y puede hacer la situación más dolorosa y me refiero a ¿Quién es la amante de mi compañero de vida?, obviamente si es una desconocida será menos doloroso que si se trata de una “amiga” tuya, o un familiar, pues duele por ambos lados, cuando te traiciona y te lastima gente que conoces, que quizá aprecias, ayudas, que quizá amas profundamente y sin embargo eso no la detuvo para ser la amante de tu pareja.

¿Quién puede ser?

Desde luego que la principal fuente de tu dolor, es tu pareja, pero en el momento que la tercera persona también es parte importante de tu vida, o cercana a tu vida se convierte en una doble traición que duele dos veces por dos razones diferentes.

No es fácil comprender que tu vecina, la compañera de trabajo, la jefa, la mujer de la tienda, peor aún tu amiga, tu prima, tu hermana, tu hija, una mujer que comparte algo en tu vida tenga la sangre fría de hacer algo que sabe que tiene que ocultarte y que sabe que te dañará, que si lo llegas a descubrir te arruinará la relación no solo de pareja, sino la que tenga contigo.   Claramente no es una persona que valga la pena sobre todo si se dice tu amiga, en el caso de lazos de sangre pues son ineludibles pero con más razón dolerá.

He visto de todo, chicas que se meten con el esposo de su madre, hermanas que se meten con los cuñados, primas, tías, cuñadas, vecinas, conocidas en fin nada es imposible.   En mi opinión simplemente es el resultado de gente sin valor y sin escrúpulos, aunque se trate de alguien de tu propia sangre o justamente peor por serlo. 

No les digo que sean unas paranoicas y que vivan sin confianza y cuidándose de su propia sombra, pero, abran los ojos, no crean al cien por ciento en nada ni en nadie, sé que puede sonar a un mal consejo, pero eso que dicen: ¡Actúa como si confiaras, pero no lo hagas! Nadie estamos exentos de equivocarnos, de ser débiles, pero hay ocasiones en que las cosas pueden prevenirse, desde luego no eres cuidadora de nadie y seria enfermo pretender estar al pendiente de la gente a nuestro alrededor, de no confiar o vivir con miedo y alucinando lo que puede pasar. pero verán, cuantas veces no somos las que ponemos a nuestra pareja en charola de plata para otras mujeres, por ejemplo, cuando hablamos tanto de lo maravilloso que es nuestro hombre, y lamentablemente despertaremos la envidia y deseo de las mujeres a quienes inconscientemente les vendemos nuestro producto, que decir por ejemplo, si tengo una hija y estoy casada con un sujeto que puede ser encantador, atractivo y pasan largas horas, días, noches juntos y quizá solos… el diablo es diablo, que hay de las amigas que prácticamente viven en nuestras casas y les confiamos tanto que no tenemos problema en dejarlas a solas con nuestra pareja, no digo que esto no se haga nunca, pero sí que se haga con conciencia y precaución,  al final cada quien hace lo que quiere hacer, ni tu ni nadie puede evitar lo que dos personas quieren hacer, pueden sorprenderte y causarte tremendo dolor pero tu cumple tu parte de ser prudente.

Así, chicas, quien menos imaginamos y en quien más confiamos puede traicionarnos, y tú, ¿Podrías ser esa persona que traiciona metiéndose con la pareja de otra mujer, a quien incluso conoces?

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )