Tipos de Infidelidad

Tipos de Infidelidad

Indudablemente la infidelidad es quizá el acto más doloroso, que además quien lo provoca es la persona a quien amas y en quien confías, por lo que suele ser un motivo de ruptura irreparable.

Al final, somos humanos, pero sería fantástico que pudiéramos ir por el mundo, haciendo las cosas mejor.

Dicen por ahí: “Cuando hay duda, ya no hay duda”, es decir, mientras todo este bien, ni siquiera será una opción pensar en fallarle a tu pareja, eso en el caso de las personas estables emocionalmente y que verdaderamente aman a su pareja.  Pero si no estás satisfecho en su totalidad, o si tu código moral falla entonces todo cambia.

Los seres humanos somos débiles a las tentaciones, pero también tenemos facultad de toma de decisiones.  Sin embargo, podemos cometer errores, ocasionalmente dejamos de apreciar lo que tenemos y damos más valor a lo prohibido, o a lo que no nos pertenece, a la curiosidad o al deseo de probar algo diferente, pocas veces somos capaces de reflexionar en las consecuencias.

Indudablemente la infidelidad es quizá el acto más doloroso, que además quien lo provoca es la persona a quien amas y en quien confías, por lo que suele ser un motivo de ruptura irreparable.

Hay diferentes formas de ser infiel, y diferentes motivos por los cuales se es infiel.

  1. Infidelidad Sexual, este tipo de infidelidad es cuando se llega a tener intimidad con otra persona, puede ser algo recurrente o de una sola vez, puede haber una o varias personas ajenas a la pareja, no involucra sentimientos o emociones es solo el placer del momento, esto puede cambiar cuando se tiene sexo recurrente con la misma persona.  El sexo puede haber sido planeado, o bien darse de forma casual, pero esto hace una gran diferencia.
  2. Casual, un arrebato, un momento de deseo y debilidad que puede incluso causar culpa posterior al acto.
  3. Premeditada, planeada, provocada, alguien que tiene la intención y decisión de hacerlo.
  • Infidelidad Emocional o afectiva, es aquella donde tu pareja deja de ser tu principal cómplice, cuando compartes sentimientos y emociones con un tercero, cuando tu admiración, atención, energía, tiempo, está encaminada a alguien más. Puede haber o no sexo. Incluso puede ni siquiera conocerse al tercero físicamente.
  • Infidelidad Virtual, esta es la forma más moderna de infidelidad, así como las redes sociales pueden ser de gran utilidad, también tienen su lado perjudicial donde les damos un mal uso.  Las redes sociales han facilitado de forma muy importante el reencuentro entre personas, acercamiento, aunque estén lejos, o conocer a quien sea, en cualquier lugar y momento, pudiendo compartir cuestiones afectivas y/o sexuales por medio de la actividad conocida como “sexting” que se refiere a compartir imágenes, videos y video llamadas con tono sexual.   Este tipo de infidelidad además es muy cínica, pues suelen tener contacto con el tercero aun estando de frente o junto a su pareja. 
  • Infidelidad Reivindicatoria, la cometen aquellas personas que necesitan comprobar que “aún pueden”, aquellos machistas, o personas con baja o nula autoestima, tan baja que sus infidelidades suelen ser constantes y prácticamente con cualquiera que lo acepte. Es decir, que no tienen respeto ni siquiera por ellos mismos.
  • Infidelidad por Adicción, como cualquier otra adicción es una conducta incontrolable, constante, sin importar con quien se cometa.  Este tipo de infidelidad puede ser peligrosa incluso legalmente, pues pudiera incurrir en faltas graves, al ser una adicción es una enfermedad, por tanto, puede llegar el momento de convertirse en algo mucho más complicado que una infidelidad.

Una infidelidad sexual puede ser superada por algunas parejas, pudo ser debilidad y haber un auténtico arrepentimiento.

Lógicamente es cuestión personal, decidir si se puede seguir o no con la relación dependiendo del contexto en que la infidelidad haya ocurrido.

Lo que es real, es el hecho de que una infidelidad de cualquier tipo, es una alarma indicativa de que algo está fallando en una o en ambas personas. Si logramos identificar las fallas en la pareja a tiempo, quizá podamos evitar el llegar a una acción que, aunque pueda ser superada eso no significa que será olvidada, es como decía mi abuela:

Ven chita, tira esa taza

Ay abuela, se rompió

No importa, pégala

Ya está bien pegada

¿Quedo igual?

No

Eso sucede cuando lastimas a otro ser humano, puede perdonarse, pero nunca nada será igual.

Antes de ser infiel, piénsalo muy bien, piensa que a la primera persona a quien le estas faltando al respeto y fallando es a ti mismo, y pregúntate si vale la pena perder lo que tienes y sobre todo si esa persona que te quiere y cree en ti, merece tu traición.

Si tu relación ya no te satisface no es necesario llegar a traicionar, existe la opción de decir “ya no soy feliz, quiero algo más”, y con toda dignidad y respeto, decir adiós.  Dolerá, pero sin duda será menos doloroso que una infidelidad.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )